Probando cosas nuevas

Probamos la nueva alfombra mini de Lü Babymats

  

Hoy vengo a hablaros de un producto que me parece un básico en cualquier casa con bebés, las alfombras acolchadas.

Este tipo de alfombras me parecen indispensables para prevenir golpes en los pequeños, ya que les permite estar libremente a ras de suelo, algo fundamental para su buen desarrollo, sobre una superficie lo suficientemente acolchada para en caso de caída que no sufran ningún daño.

En el mercado podéis encontrar infinidad de alfombras de este tipo para bebés, pero lo que he aprendido con el tiempo es que para nada son todas iguales y que cuando de productos para bebés se refiere hay que ver muy bien lo que estamos comprando, la calidad del producto, los materiales con los que estén fabricados y que cumplan con todas las normativas vigentes.

En este caso, las alfombras Lü Babymats están fabricadas 100% en España y cumplen toda la normativa de la CE. Son libres de productos tóxicos y avaladas por la Sociedad Nacional de Seguridad Infantil. Estos aspectos y los que voy a mencionar a continuación me hacen confiar tanto en la marca como en el producto de forma muy positiva.

Lü Babymats dispone de dos tamaños de alfombra, una de 161cmx161cm y otra de 110cmx110cm. Esta última es la que tenemos nosotros y de la que os voy a hablar a continuación.

¿Qué es lo que más me ha gustado de la alfombra de Lü babymats?

Como ya os comentaba estas alfombras me parecen un producto fundamental en una casa con bebés. Esta en concreto es segura desde el nacimiento y les proporciona a los bebes la libertad de movimiento necesaria cuando se empiezan a girar o desplazar, garantizando además su calidez y comodidad, cuando superficies como la cama o el sofá dejan de ser seguras para ellos.

Su sistema de montaje es muy fácil y practico, a modo de puzzle podemos distribuirlo de la forma que más se adapte al espacio que queremos utilizar. Además una vez montado, las piezas quedan muy bien unidas entre sí. Otro punto positivo a destacar es su facilidad de limpieza, con un trapo húmedo y jabón neutro la tenemos en un momento como nueva. Esto sumado a la impermeabilidad de la alfombra me parecen unos aspectos fundamentales.

En comparación con otras alfombras que he podido probar, esta tiene acolchado de un grosor superior lo que la hace aún más segura y evita que los más pequeños se hagan daño ante caídas. Las piezas que componen la alfombra además son muy ligeras y suaves y vienen con una bolsa donde poder guardarlas y transportarlas cómodamente, lo cual a mi me parece fundamental porque me permite llevar la alfombra por ejemplo a casa de los abuelos cuando vamos de visita y acotar allí un área segura para Elsa en una casa que está menos adaptada para los bebés.

Su superficie antideslizante, que impide que se produzcan resbalones, se consigue gracias a un diseño en relieve tremendamente bonito, formado por puntos de diferentes tamaños y dibujos infantiles.

Otro detalle a valorar son los colores en los que está disponibles la alfombra. Quizás os parezca una tontería pero siempre veía este tipo de alfombras en colores demasiado llamativos o estridentes lo que hacia que no combinara nada con el resto de mobiliario, ya fuera en la habitación o en el comedor. En este caso las alfombras de Lü Babymats están disponibles en 5 tonalidades pastel diferentes y podéis elegirla monocromática o en dos colores, como fue mi caso.

¿Qué os parece a vosotras? ¿Conocíais este tipo de alfombras?

Si os ha gustado aquí os dejo un descuento del 10% para usar en su web con el código SELLODECALIDAD10

https://www.lubabymats.com/alfombras-infantiles

1 pensamiento sobre “Probamos la nueva alfombra mini de Lü Babymats