Destacadas, Nuestro día a día

Niños y dientes: nuestros mejores trucos para hacer de la higiene bucodental algo divertido

¿No os pasa con vuestros peques que el momento de lavarse los dientes es una auténtica misión imposible? A nosotros de poco nos servían las explicaciones que le dábamos, siempre adaptándonos a él, sobre qué pasaría si no se los lavaba. Ninguna explicación acabó dando resultado ni creando un hábito. Debemos ser conscientes de que la higiene dental es fundamental y debe iniciarse desde la salida del primer diente, por ello es conveniente transmitirles a los peques ese mensaje, pero, ¿cómo hacerlo para que les resulte divertido?

Aquí van nuestros consejos:

Lo primero es elegir el cepillo y una pasta de dientes apta para ellos. Si les hacemos partícipes de esta elección les estaremos motivando y además estarán eligiendo algo que les gusta, lo cual hará mucho más probable que luego quieran utilizarlo. En el mercado encontraréis infinidad de cepillos, de diferentes formas y colores. Algo que sin duda les llamará muchísimo la atención y qué querrán probar una y otra vez es el cepillo de dientes eléctrico. Interesantes y muy divertidos para ellos, además de aptos y más eficaces que los cepillos convencionales.

Otro truco que os va a servir, es que a los niños pequeños les encanta imitar a los adultos, así que el momento del cepillado de dientes puede ser una ocasión ideal para compartirla juntos y a modo de juego enseñarles cómo nos lavamos nosotros los dientes para que así ellos quieran imitarnos. A parte de verlo como un juego, los peques sin darse cuenta irán adquiriendo autonomía y tomando de este momento una rutina. Es importantísimo dar ejemplo para conseguir un buen resultado.

Cuando todavía no tienen una técnica correcta de cepillado adquirida (suele suceder alrededor de los de los 7 u 8 años) puede ser divertido jugar a que el hijo o hija cepille los dientes de la mamá o papá y viceversa. Siempre usando cada uno su propio cepillo, de otra forma podríamos, por ejemplo, transmitir bacterias causantes de las caries.

Las canciones o videos infantiles y los cuentos son también una buena herramienta para motivar y divertirles en este momento. Hay incluso Apps para jugar a cepillar los dientes.

También podéis preparar juntos actividades o manualidades con el cepillado de dientes como protagonista. Os enseño la entrada que hice hace unos días con nuestras actividades.

Como veis hay muchas opciones para motivar a los pequeños hacia una correcta higiene bucodental, espero que os sirvan estos consejos y recuerda hacérselo ver como un juego, sin dramas ni presiones, dando buen ejemplo, seguro que así conseguirás buenos resultados.