Viajes en familia

Viajar a Roma con niños

Roma, también llamada la Ciudad Eterna, es una de esas ciudades del mundo que habría que visitar al menos una vez en la vida. Llena de historia, arte y cultura, con rincones por descubrir en cada esquina puede resultar una experiencia maravillosa para hacer con niños.

Como cualquier viaje con niños el ritmo va a ser diferente a como sería un viaje solo de adultos, pero no por ello debemos evitar estas experiencias. Siempre he pensado que el tener hijos no te impide el seguir viajando, su presencia no debe limitar tus planes, simplemente consiste en adaptarlos y tener algo más de paciencia. Además los viajes con niños son una experiencia única que te hace aprender y ver las ciudades también desde su inocente perspectiva.

 

Ahora os voy a dar algún que otro consejo sobre el viaje

El centro de Roma es relativamente pequeño y se puede ir caminando de un lugar a otro, además como tiene infinidad de lugares emblemáticos, por todas partes hay rincones para descubrir. Ahora viene la parte negativa, la ciudad no está preparada para los carros de bebé. Los empedrados y el mal estado en el que se encuentran muchas de sus calles hacen que el camino con carro sea bastante tortuoso. De todas formas y sabiendo esto nosotros nos lanzamos a llevar el carro y se puede, eso si, prepárate para hacer brazos y terminar algo más agotado de lo normal. Pero considero que es bastante recomendable si vas con niños pequeños, así ellos podrán dormir y descansar durante el camino. Otra gran idea es el porteo, nosotros también la elegimos y la combinación de ambos, porteo y carro hicieron de la aventura algo mucho más llevadero y cómodo para todos.

Empedrado en el Foro Romano
Señales de dificultad de camino en el Foro Romano

En cuanto al transporte público, Roma cuenta con dos lineas de metro, varias líneas de tranvía y muchas de autobús. El transporte público es gratuito hasta los 9 años y sin duda el metro es el medio más rápido para desplazarnos de un lugar a otro por la ciudad. Cuenta con paradas en casi todas las atracciones turísticas y aunque suele estar muy congestionado en horas punta (como puede estarlo el metro de Madrid) es una buena opción para no perder mucho tiempo en los desplazamientos. Eso si, no todas las estaciones cuentan con ascensor, así que si finalmente eliges llevar carro, cuenta que en alguna ocasión te tocará subirlo por las escaleras.

Estación de metro de Termini
Tren que conecta el Aeropuerto con la estación de Termini

También os recomiendo en la medida de lo posible llevar las entradas compradas desde casa de los lugares que queráis visitar, Museos Vaticanos, Coliseo, Castillo de Sant’Angelo, Galleria Borghese, otras galerías o museos, etc. Esto os evitará muchas horas de espera en colas interminables (sobre todo en temporada alta) para comprar las entradas. En nuestro caso optamos por comprar la Roma Pass, una tarjeta turística de 72 horas (también tiene opción de 48 horas) que te permite hacer uso de todo el transporte público de Roma (metro, bus y tranvía) y entrada gratuita a 2 de sus atracciones (1 atracción en caso de coger la de 48horas). Nosotros elegimos Coliseo, Foro Romano y Palatino (estos tres cuentan como una atracción) y Castillo de Sant’Angelo. En la mayoría de los monumentos emblemáticos y museos la entrada para los niños es gratuita, así que esta tarjeta solo es necesaria para adultos.

kit Roma Pass (incluye tarjeta, mapa y una guía)

Otra recomendación es hacer coincidir las visitas “aburridas” para niños con sus horas de siesta, así podréis disfrutar mas tranquilamente mientras el peque se echa un placentero sueño y repone fuerzas. MiniD no es muy asiduo a las siestas, pero cuando se las echa suelen durar varias horas, así que tuvimos la suerte de poder disfrutar de una de sus siestas durante nuestra visita a los Museos Vaticanos. 3 horas de sueño que nos supieron a gloria tanto a él como a nosotros ya que pudimos recorrer este increíble lugar y empaparnos de su belleza tranquilamente.

En cuanto al alojamiento, nosotros optamos por un hotel en la zona de Termini (que es la estación central de trenes). Hace años esta zona tenia muy mala fama, considerada como lugar conflictivo o poco seguro. En la actualidad y debido a la gran afluencia de turistas se ha convertido en una zona llena de hoteles y restaurantes, con vida durante todo el día y además el tener la estación al lado lo hace mucho más accesible al resto de lugares, aeropuerto incluido. Los precios de los hoteles suelen ser algo más económicos que en la zona centro de Roma, así que también es una buena opción a tener en cuenta si tu presupuesto es ajustado.

 

Ahora os cuento nuestro top de experiencias con niños en Roma

Sentirse como un autentico gladiador o romano por el Coliseo: Esta sin duda fue la experiencia que más le fascinó a miniD. Con un disfraz comprado en una tiendita del centro, miniD fue recorriendo todo el Coliseo sintiéndose un autentico romano.  Como consejo y a la hora de comprar los típicos artículos para turistas, os recomiendo regatear, estos disfraces suelen tener un precio marcado de unos 25€, nosotros lo conseguimos por 11€.

mi pequeño romano
Coliseo

Disfrutar de un delicioso gelato: ¿A quien no le gusta un helado? deliciosos y muy refrescantes son una perfecta recompensa cuando el cansancio empieza a hacer mella.

mmmmm gelato

Correr por Piazza Navona:Una enorme y preciosa plaza, muy concurrida de gente en casi todas las horas del día pero que permite a los peques correr y disfrutar por ella. Su fuente en el centro de la plaza les dejará con la boca abierta.

Piazza Navona
Fuente Piazza Navona

Pasear por Villa Borghese: El corazón verde de la ciudad es sin duda uno de los lugares más atractivos si viajas con niños. Disfrutar de la naturaleza y desconectar del trafico es una gran alternativa para que los peques puedan correr y jugar. Antiguamente este parque pertenecía a la familia Borghese y el Estado lo habilitó al público en 1903. Pero no penséis que es un simple parque, a parte de ser el más grande de la ciudad, en su interior encontrareis palacios y edificios de gran valor histórico. También en él esta el actual zoo de la ciudad.

Villa Borghese

Fotografiar cada rincón de la Basílica de San Pedro: En este viaje miniD ha encontrado su gran vocación, la fotografía y no había rincón de iglesia o monumento que quisiera dejar sin fotografiar. Esta motivación nos ha facilitado el recorrer ciertos lugares que de otra forma no tendrían interés para él.

San Pedro (Vaticano)
Jugando en la Basílica de San Pedro

Callejear por el barrio Trastevere: Barrio con un encanto increíble, ideal para recorrer al final de la tarde que es cuando esta zona empieza a despertar. Preciosas calles con multitud de terrazas y comercios de artesanía, broche de oro para terminar el día.

Barrio Trastevere

Descubrir los misterios del Castillo de Sant’Angelo: Con sus pasadizos, patios interiores, cañones y escaleras es sin duda un lugar que a los peques más aventureros les encantará. Mientras lo recorréis podéis contar historias para entrar aún más en ambiente y desde luego que las vistas desde arriba son increíbles.

Castillo San Antgelo
Castillo Sant Angelo
Vistas desde el Castillo Sant Angelo

Jugar en las fuentes: En Roma la calidad del agua excelente y por sus calles encontrarás multitud de fuentes de agua fresca donde poder refrescarnos y llenar nuestras botellas.

Piazza Spagna

Disfrutar de los placeres de la comida italiana: A que niño o niña no le gusta la pasta. Es un clásico entre los peques y desde luego que en Roma disfrutarán de lo lindo con su comida.

Pizza cerca del Castillo Sant’Angelo

 

Otros lugares de interés para visitar con niños

EurPark: Diversión, relajación y aventura se unen en un bosque de pinos milenarios para crear el EurPark. Una gran área rodeada de zonas verdes, donde las familias pueden pasar un día agradable al aire libre y donde la diversión está garantizada para todos.

BioParco: El zoo de la ciudad, que como ya os comentaba antes se encuentra en el interior de Villa Borghese y aunque nosotros no somos muy partidarios de visitar este tipo de lugares, sabemos que a muchas familias les gusta acudir a pasar el día en ellos y lo disfrutarán mucho.

Explora (el museo de los niños): Cerca de Piazza del Popolo, en el recuperado Flaminio Space, un antiguo depósito de autobuses ATAC que data de 1877, encontrará un área especialmente para niños de 3 a 12 años. Un museo donde experimentar, jugar y aprender. Desarrollado en dos plantas, Explora brinda a los niños la oportunidad de expresar su creatividad con muchos juegos, recreaciones para desarrollar el juego simbólico como un supermercado, un banco, una oficina de correos y mucho más.

Planetario y museo astronómico: Bajo su gran cúpula de 14 metros, el cielo nocturno repleto de estrellas está perfectamente recreado: un lugar ideal para contemplar los movimientos del Sol, la Luna y los planetas sobre el fondo del Zodíaco, la Vía Láctea y 4500 estrellas. Un verdadero vuelo tridimensional en el espacio también se puede hacer en tiempo real gracias a tres proyectores digitales. El planetario de Roma ofrece una amplia gama de espectáculos astronómicos en vivo, conferencias, eventos y vistas astronómicas para todo tipo de público.

Technotown: Un lugar de creatividad y descubrimiento donde curiosos de 6 a 100 años (y más allá …) pueden involucrarse a través de experiencias interactivas incursionando en el mundo de la tecnología, la naturaleza, la robótica y la multimedia.

Gianicolo: Gianicolo, una de las colinas que rodean la ciudad de Roma desde donde se pueden disfrutar de unas maravillosas vistas. Un precioso lugar donde poder pasear, disfrutar de un picnic y a las 12 del mediodía escuchar el cañonazo (una tradición para sincronizar todas las campanas de la ciudad) y disfrutar de un espectáculo gratuito de marionetas (los domingos).

Rainbow Magicland: A tan solo 20 minutos de Roma encontrareis este divertido parque de atracciones. Con variedad de atracciones y espectáculos, el parque está dividido en áreas temáticas, algunas de las cuales están inspiradas en los espectáculos del popular estudio de animación italiano Rainbow (productor de Winx, Huntik, Monster Allergy y más).

 

Hasta aquí llegan nuestras recomendaciones sobre Roma con niños, espero que os sirvan si estáis planeando un viaje a esta maravillosa ciudad o que os animéis a incluirla en vuestras próximas vacaciones porque desde luego que merece mucho la pena.

 

¿Necesitáis una guía de Roma para niños? En nuestra entrada de Viajamos sin movernos de casa encontraréis una selección de guías de viaje pensadas para los más peques en las que se incluye in listado con guías sobre Roma.