Actividades

Hoy hacemos pintura para dedos casera

  

Hoy os traigo un post cortito pero no por ello menos divertido, de hecho es divertidísimo y seguro que a los peques les encantará.

En casa nos encanta pintar. Desde antes del año Daniel siempre ha tenido por casa pinturas de todos los colores y es que mediante el dibujo y el color los peques estimulan la comunicación cuando aún no saben hablar y les sirve para expresar sentimientos. También les ayuda a desarrollar la motricidad fina mediante la destreza de sujetar las pinturas, favorece la concentración y aprenden sobre los colores y sus mezclas.

Un día decidimos hacer pinturas de dedos caseras. Son súper fáciles de hacer, perfectas para los más pequeños de la casa ya que esta receta es no tóxica y además comestible, así que es ideal para cuando aún están en la fase de meterse todo a la boca.

Los ingredientes que vamos a necesitar son:

  • Colorantes alimenticios
  • 1 taza de harina
  • 2 tazas de agua fría
  • 4 cucharadas de azúcar 

Pasos a seguir:

Primero mezclamos en un cuenco la harina, el azúcar y el agua. A continuación vertemos la mezcla en un cazo y lo ponemos a fuego medio. Seguimos mezclando durante unos minutos hasta que la mezcla espese. Luego separamos la mezcla en botecitos y dejamos enfriar unos minutos. Por último añadimos en cada uno de los botes unas gotas de colorante. Seguimos mezclando y añadiendo el colorante hasta obtener el color deseado.

La primera vez que lo hicimos nos quedó la mezcla demasiado líquida, si os pasa a vosotros igual, se soluciona añadiendo más harina y seguir mezclando, tened en cuenta que el proceso de espesar suele tardar unos minutos.